Bem-estar

Casmer Jóven : Programa de prevención de embarazos no intencionales y atención a las jóvenes embarazadas

Para comprender la realidad de los/las adolescentes de CASMER, es imprescindible tomar en cuenta el contexto donde ésta se desarrolla, y sin duda la comunidad de Rivera Livramento posee características distintivas propias. Quienes vivimos aquí probablemente no nos demos cuenta de las peculiaridades de nuestra frontera. El encuentro de dos culturas uruguaya y brasileña imprime características propias que a pesar de no haber sido objeto de investigación científica son percibidas a través de hábitos, costumbres y conductas que no se observan en otras ciudades de nuestro país. Vivimos en una única comunidad dividida por una línea imaginaria, en sectores representada por una calle, en otros delimitada por marcos de material y en muchas áreas resulta muy difícil poder visualizar donde está el límite entre ambas. Compartimos centros de estudio, de trabajo, lugares de recreación y nuestras familias probablemente estén integradas por personas de diferentes nacionalidades. Constituye un lugar de confluencia y pasaje de turistas, transporte comercial y actividades itinerantes. Sin duda todas estas características tienen relación con nuestra realidad sanitaria y con las necesidades sentidas por nuestros jóvenes.
En particular, el embarazo en la adolescencia es un evento relacionado a una amplia variedad de determinantes sociales, y que tiene un impacto importante sobre la vida y desarrollo de la mujer, el hijo, su pareja, la familia y el entorno.
    La percepción social del embarazo en la adolescencia, varía según la época socio histórica y cultural de cada sociedad. El conocimiento científico y avance en la medicina determina de cierta manera la planificación familiar, con el surgimiento de métodos anticonceptivos que le permiten a la mujer decidir cuándo tener hijos. 
Hay factores que está aceptado pueden influir en la ocurrencia de un  embarazo en la adolescencia :  la negligencia por parte de los referentes adultos en la crianza y acompañamiento de los/las jóvenes, las carencias afectivas y hogares conflictivos, las situaciones de violencia y/o abuso, así como la inseguridad emocional del adolescente y baja autoestima. Aquí, la maternidad pasa a reforzar su papel como persona, valorizada en cuanto pasa a ser “madre”, poseer algo propio y la maternidad constituye un proyecto de vida viable y tal vez el único visualizable, dado que en muchos de estos casos ya existe un abandono del sistema educativo y se hallan inmersas en un contexto de carencias socio económicas y afectivas.
Algunos datos nos ayudarán a situarnos más en este tema. En Uruguay se producen cada año aproximadamente 8000 partos en madres adolescentes, considerando el tramo de 10 a 19 años de edad, lo que representa alrededor del 16% de todos los partos a nivel nacional. Si se observa la distribución de los mismos por regiones, en los últimos años casi el 70% de los nacimientos de adolescentes ocurre en el interior del país.
    A nivel nacional, en el sub sector público, uno de cada 5 nacidos vivos es hijo de madre adolescente (20%).
En Rivera el 24% de los Recién Nacidos es de embarazadas adolescentes. En Casmer, 14% de los partos se dan en adolescentes, cifra que resulta bastante más elevada que en otros centros privados de asistencia médica de nuestro país.
El 70 % de los embarazos en adolescentes son no planificados, de los cuales 40% se debió a falla o uso inadecuado del método anticonceptivo y 60 % a no uso.      Es así, y hay que tenerlo en cuenta, que no todos los embarazos en esta edad son no deseados, el 30% fueron planificados.
Porqué pensamos que un embarazo en adolescentes cuando no es intencional puede tener un efecto negativo? Existen varios aspectos a tener en cuenta. Desde el punto de vista médico sabemos que son más frecuentes en las jóvenes embarazadas (sobre todo en menores de 15 años) la anemia, infecciones urinarias, hipertensión inducida por la gesta, preeclampsia, eclampsia, parto pre término, mayor frecuencia de partos intervenidos, rotura prematura de membranas, anomalías placentarias, nutrición deficiente, tabaquismo y consumo de drogas. También la falta de atención médica desde el inicio del embarazo por no comunicar su situación puede agregar riesgos.
El embarazo en adolescentes también es un factor de riesgo para los recién nacidos: pueden presentar enfermedades como la espina bífida y el síndrome de muerte súbita del lactante, prematuridad, enfermedades infecciosas, desnutrición. El riesgo de las madres de 15 años o menos de tener un RN de bajo peso se correlaciono con la pobreza, el bajo nivel escolar alcanzado y el control prenatal deficiente o nulo.
Desde el aspecto psicosocial también pueden existir consecuencias:
Tratándose en muchos casos de familias monoparentales con jefatura femenina, puede traer aparejado algunas carencias y dificultades. Su proyecto de vida se ve limitado disminuyendo las oportunidades para conseguir un empleo, y en muchas ocasiones los mismos son informales o mal remunerados. En familias nucleares, conformadas por padre, madre e hij@, se debe tener presente la presión que puede generar en el adolescente padre el mandato social de padre proveedor responsable de su familia, y la escasez de oportunidades laborales o la presencia de empleos informales, situaciones tales que pueden implicar la no obtención de los recursos necesarios para llevar a cabo dicho precepto.
Desde el sector salud podemos realizar aportes significativos en esta temática, en articulación con otros actores sociales que están involucrados de diferentes formas con la juventud, para que los esfuerzos se vean potenciados y por aportes desde otras disciplinas, miradas y experiencias.
Dado al alto índice de adolescentes embarazadas en Casmer, nos planteamos los objetivos de promover el ejercicio sano y responsable de la sexualidad en los jóvenes de Rivera e informar y sensibilizar a los adolescentes de CASMER y sus padres, o referentes, respecto a sus derechos sexuales y reproductivos para prevenir embarazos no intencionales en este grupo etario y promover la asistencia diferenciada e integral a adolescentes embarazadas.
Creemos que uno de los pilares fundamentales al enfocar este tema es la educación en su sentido más amplio, como promoción de salud y aspectos preventivos, donde el acercamiento al joven sea en un ambiente de confianza y respeto mutuo, con utilización de lenguaje inclusivo, con metodologías dinámicas y creativas intentando lograr el empoderamiento de la información y la posibilidad de independencia progresiva y toma de decisiones libres y conscientes. Esta comunicación deberá establecerse con los afiliados y usuarios de otras instituciones, (incluso brasileños), haciendo uso de todas las destrezas, creatividad, habilidades y herramientas que el medio nos pueda ofrecer. 
Para lograr estos objetivos, en Casmer Jóven llevamos a cabo multiples actividades, a cargo del equipo multidisciplinario integrado por Pediatras, Psicólogos, Ginecóloga, Dermatóloga, Licenciada en Trabajo Social, Higienista Dental, Licenciada en Enfermería y Licenciada en Nutrición, equipo calificado y altamente comprometido con el servicio. Se realizan charlas en la sala de espera de la policlínica, intervenciones en base a talleres en centros educativos o sociales que nucleen jóvenes tanto en la ciudad de Rivera como en Tranqueras sobre sexualidad responsable e información sobre métodos anticonceptivos. Talleres con las jóvenes gestantes y el padre si lo desea donde se conversa sobre diferentes temas: proyectos de vida, dudas y temores, mitos y prejuicios en torno a la gestación, relaciones familiares, posibilidades laborales entre otros.
También se realiza una atención personalizada y enfocada a las adolescentes embarazadas, por parte del equipo de Casmer Jóven, buscando un acercamiento que permita diagnosticar su situación socio económica y familiar para apoyar y orientar en las dificultades que se detecten. La Lic en trabajo social asesora sobre las prestaciones y beneficios que tienen por derecho y cómo tramitarlos. Se realiza un esfuerzo puntual por acercar al padre responsable de la gestación, si esto es posible, para involucrarlo y darle el apoyo que necesite.
Dado que el 19% de las adolescentes tienen un 2º embarazo antes de los 19 años, se trabaja en torno a la planificación familiar luego del parto, y la elección del método anticonceptivo más adecuado según el caso. También se realiza una tarea de apoyo a la madre y padre durante el 1er año de vida del niño.

Funcionamiento de la policlínica:
Consultorios Centralizados de CASMER
Calle Fructuoso Rivera 467
Días de atención: jueves de 14:00 a 18:00
Teléfonos de contacto uy: 46237417 – 46236736 / do Brasil :  38237417 - 38236736

Por: - 29/08/2017 às 10:43

 

Deixe seu comentário